Sexo anal con chicas escort

Hoy hablamos de una práctica que suele tener bastante mala prensa y a la que muchas personas miran con recelo: el sexo anal. Si quiere experimentar y no tiene una pareja sexual con quien hacerlo, existen escorts para practicar griego en Santiago o escorts para tener sexo anal en Santiago según donde se encuentre.

Sexo anal con chicas escort

El sexo anal no es una práctica sexual para nada novedosa, de hecho se tienen conocimientos de que ya en la antigua Grecia se practicaba. Los griegos eran unos auténticos amantes del sexo y las relaciones sexuales para las cuales no existía mucha distinción entre hombres y mujeres, de hecho las prácticas homosexuales no eran vistas con malos ojos, sobre todo entre soldados que debían pasar mucho tiempo alejados de sus mujeres, por lo que recurrían a este tipo de relaciones en las que el sexo anal era una parte imprescindible.

Sexo anal con chicas escort

Algo que para las religiones actuales está bastante mal visto y se considera como algo sucio, sobre todo para las sociedades judías y cristianas, que lo consideran como algo pecaminoso e indigno, tan solo propio de seres inferiores y de baja moral. Incluso en algunas zonas de países árabes está castigado con la pena de muerte; una intolerancia que en este siglo XXI parece bastante fuera de lugar.

Pero incluso en la época romana el sexo anal formaba parte de la vida cotidiana y muchas veces era un requisito el dejarse sodomizar por un superior para ascender en la escala social, motivo por el cual, esclavos y sirvientes se sometían a estas prácticas con tal de posicionarse de una manera más ventajosa. El más ilustre amante del sexo anal fue sin duda Alejandro Magno, que gustaba de tener amantes masculinos además de una esposa.

Sexo anal con chicas escort

Una práctica el sexo anal que se suele relacionar tan sólo con la homosexualidad pero cuya realidad es bien distinta, ya que se estima que al menos un 10% de parejas heterosexuales la practican con regularidad. Suelen ser parejas con mucha confianza y comunicación y con un vínculo muy estable, aunque a veces se recurre al sexo anal para practicar sexo sin el temor a un embarazo no deseado. Todas estas parejas lo practican porque encuentran placer en el sexo anal, algo que se prueba siempre por curiosidad pero que también puede proporcionar una gran cantidad de placer.

El mayor temor de las parejas que todavía no han probado esta intrigante práctica sexual suele ser el temor al dolor; de esta manera no es nada raro encontrarnos con mujeres que desean probar el sexo anal pero se pregunta si les dolerá. Pues bien, es cierto que puede resultar doloroso si no se hace en las condiciones adecuadas, y que es muy probable que para practicarlo sea necesario el uso de lubricantes externos, ya que el ano no posee lubricación propia, pero es necesario desterrar este conocimiento colectivo ya que el hecho es que muchas parejas, tanto homosexuales como heterosexuales, lo practican y obtienen un gran placer a través del sexo anal.

Sexo anal con chicas escort

Lo primero que debemos saber para poder practicar con comodidad sexo anal con nuestra pareja es que debemos estar totalmente relajados, ya que si estamos tensos y los músculos del ano se encuentran contraídos, la penetración puede resultar dolorosa para ambos en incluso imposible.

Para relajar esta zona se puede recurrir a caricias manuales o incluso a estimular la zona con la lengua, recordad que es una zona muy sensible y receptiva ante las caricias y que será mucho más fácil practicar sexo anal si la zona está relajada. Como muchas veces en el sexo, aquí van a cobrar gran importancia los preliminares, marcando el rumbo y garantizando una relación sexual placentera y llena de excitación. Aunque por supuesto siempre podremos recurrir a la ayuda de lubricantes que mejoren la penetración y ayuden a incrementar el placer evitando fricciones innecesarias que puedan dar lugar a roturas en el intestino, problemas que pueden provocar infecciones como la hepatitis B.

Por supuesto, para realizar este tipo de prácticas sexuales es imprescindible realizarlas prestando especial a la higiene, tanto antes de mantenerlas como en los momentos posteriores para evitar el contagio de posibles infecciones en nuestras siguientes relaciones sexuales, algo que se debe tener muy en cuenta si somos partidarios del sexo esporádico y frecuente.

Y es que algunos estudios corroboran el hecho de que practicar sexo anal ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer como el cáncer de próstata y el semen, que también se absorbe en ciertas cantidades por vía anal, está repleto de antioxidantes que ayudan al sistema inmunológico a funcionar de manera efectiva.

Una práctica que aporta un gran placer a todos aquellos que la practican y que, de realizarse en las condiciones adecuadas de seguridad e higiene puede incluso resultar beneficiosa, algo que los detractores del sexo anal seguro que no habían tenido en cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *