Mi primer contacto con otra mujer por escort Diamond

Así es, nuestra escort  madurita de imaginación morbosa y amante del sexo en todas su vertientes, nos hace llegar en esta ocasión un relato donde nos describe como fue su primer contacto íntimo con otra mujer. Se ve que lo disfrutó muchísimo ya que fue el primer de muchos otros contactos según nos ha dicho. Esta señorita de compañía nunca deja de sorprendernos y que en su vida cotidiana sienta el sexo como algo tan especial y deseado hace que en su vida profesional se note que lo hace con mucho gusto.

Mi primer contacto con otra mujer por escort Diamond

 

Sexo entre mujeres

Les voy a contar mi primera experiencia en un local swinger y a la vez mi primer contacto con una mujer. En Santiago tengo un buen amigo que ha compartido muchas de mis experiencias. Es liberal y me había hablado en muchas ocasiones del ambiente en los locales swingers. Un sábado coincidiendo que estaba en la ciudad, me decidí, y después de una buena cena nos dirigimos a uno de ellos. Estaba muy nerviosa, era algo nuevo y no sabía si iba a encajar en el ambiente. Por muy liberal que yo sea, lo nuevo siempre mezcla nerviosismo y morbo. Entramos tras llamar a la puerta, es normal en todos, y nos dirigimos a la barra para tomar algo y ambientarnos. Me sentía observada y enseguida vi que las mujeres iban casi todas con lencería y vestiditos muy cortos. Yo me había llevado también algo para cambiarme bajo las instrucciones de mi amigo, y no sabía si me iba a atrever a ponérmelo. Tras dar una vuelta por todo el local y enseñarme todos los rincones, me llevo a la parte de taquillas a cambiarme. Ya se oían gemidos y eso del placer ajeno me calienta mucho. Me cogí de su mano y me dijo que confiara en el, que lo pasaría muy bien. Me empujó directamente en una sala que le llaman cuarto oscuro, en la que la falta de luz me hizo ponerme más nerviosa de lo que estaba. Notaba manos sobre mis pechos y gemidos de placer a mi alrededor mientras  una lengua me recorría el cuerpo hasta mi sexo. Estaba paralizada hasta que cogí la cabeza con mis manos que estaba lamiéndome el sexo, y percibí que era una mujer. Buff…como me lamia el sexo. Gemía y lamía a la vez, mientras se acercaban a nosotras personas que nos iban tocando por todo el cuerpo. Oía el sonido característico de hombres que se masturban al lado mío y me corrí en toda la cara de esa chica.

Mi primer contacto con otra mujer por escort Diamond

Fue mi primera experiencia con otra mujer y la verdad que me gusto tanto que desde aquella primera vez, no he parado de compartir placer en todos los lugares que voy. Me gusta recorrer Santiago visitando locales y en muchas ocasiones los visito con clientes morbosos que quieren descubrir el ambiente liberal. Otras personas van a ver monumentos y yo voy a comprobar el ambiente liberal de los distintos puntos del país.

Mi primer contacto con otra mujer por escort Diamond

 

La verdad es que en ocasiones, sobran las palabras y creemos que esta es una de ellas. Imaginar que alguno de nosotros pudo vivir eso y haber sido espectador principal, no tiene precio. Una vez más, la escort  nos hace estremecer y desear que alguna vez, podamos compartir una experiencia sexual de ese estilo.

Hasta la próxima!!!