¿A quién no le gusta que le den un masaje? En una vida llena de estrés, trabajo y cansancio es, sin duda, una de las sensaciones más placenteras y relajantes que puedes disfrutar. Alivia la tensión de los músculos, reduce el estrés y favorece dormir bien. Pero más allá de los beneficios puramente médicos o fisioterapéuticos, existe un tipo de masaje con un efecto más sensual: hablamos de los masajes eroticos y su efecto excitante dentro de los preliminares sexuales. La clave de los masajes eroticos como juegos sexuales está en el contacto íntimo, el cuerpo a cuerpo que se produce entre los dos miembros de la pareja que lo están disfrutando, tanto el que lo da como el que lo recibe. Porque sí, dar un masaje de este tipo también produce placer, acariciando suavemente la piel de la otra persona desde la cabeza a los pies, pasando por todas las partes de su cuerpo (incluidas las más íntimas). Para quien lo está recibiendo, sentirte recorrido de manera sensual hace que tu excitación suba por las nubes. Los masajes eróticos tienen toda una serie de efectos que benefician la práctica del sexo. Así aumentan el deseo previo a la relación sexual, estimula zonas erógenas (pudiendo permitir incluso alcanzar más de un orgasmo en el acto), relaja y mejora la irrigación sanguínea a todas las partes del cuerpo (lo que favorece que luego las sensaciones sean más intensas). Además, acaba con la monotonía del sexo en la pareja, creando situaciones y sensaciones nuevas que rompen con la tónica habitual del encuentro sexual clásico. En este tipo de masajes juegan un papel importante las caricias, las fricciones de nuestro cuerpo con el de la otra persona y, sobre todo, el roce continuo. La intensidad no debe ser ni demasiado alta (podrías hacer daño al otro) ni tan baja que no note absolutamente nada. Puedes empezar por los pies e ir subiendo poco a poco por todo el cuerpo del otro/a: las piernas (pasando ligeramente por las ingles), los glúteos, la espalda, el cuello, la cara y el pelo, para descender de nuevo y terminar en los genitales: así acabarás de enloquecer a tu pareja. Algunos consejos que te pueden servir a la hora de practicar estos preliminares sexuales son:

El placer de los masajes

  • Crea un ambiente íntimo y relajado: velas, música lenta de fondo… No solo es romántico, sino que también contribuirá a que estéis tranquilos y predispuestos a la acción.
  • Ten cuidado con las uñas, no deben estar muy largas o puedes hacer daño.
  • Frota tus manos antes de ponerlas sobre el cuerpo de la otra persona, sobre todo si es invierno. Unas manos congeladas en la espalda producen un efecto anti-erótico al momento.
  • Existen aceites creados específicamente para dar masajes eróticos, con olores e incluso con sabores de todo tipo. Si alguno de los dos tiene la piel sensible o alergia a los perfumes, elige una loción neutra.
  • No utilices únicamente las manos para dar el masaje. Recurre a otras partes de tu cuerpo: pies, piernas, nariz, labios e incluso la lengua. Echa la imaginación a volar.
  • Además de tu cuerpo, puedes hacerte servir de otros elementos que te ayuden en tu tarea: pétalos de flor, una pluma, un pañuelo de seda… Las opciones son infinitas.

El placer de los masajes

El placer de los masajes eróticos es tal, que es uno de los juegos sexuales que más positivamente valoran los clientes cuando desean conocer el placer absoluto e ir más allá en sus experiencias íntimas. Como profesionales, las masajistas conocen las técnicas y los secretos para dar un masaje más que excitante y satisfactorio. A la hora de los preliminares sexuales, saben que esta opción es una de las más demandadas y por ello suele ser habitual su práctica. El placer que alcanzas al recibir un masaje erótico de manos de una masajista profesional nada tiene que ver con lo que hayas podido probar antes. Es cierto que existen escorts que ofrecen servicios de masajes eróticos pero como una masajista profesional, no saben hacerlo. Saben cómo excitar todas tus terminaciones nerviosas y ganglionares, al tiempo que “anestesian” tu cuerpo de cualquier tensión o dolor para que la única sensación que puedas tener en ese momento sea la de excitación y bienestar. Un masaje con ella te permite descubrir tus zonas más erógenas, incluso aquellas que no habías conocido hasta el momento, y potenciar tu receptividad al disfrute sexual.

El placer de los masajes

Un momento único que te recomendamos probar. Sea de manos de masajistas eróticas profesionales o algo más “casero”, lo cierto es que los masajes eroticos son los preliminares sexuales perfectos para una noche (o tarde, o mañana) de pasión y desenfreno. Sal de la rutina del día a día y prueba este tipo de juegos sexuales que, a buen seguro, proporcionarán un verdadero bienestar a tu cuerpo. Ya sea para darlo o para recibirlo, no te resistas a disfrutar del placer de tocar y ser tocado, rozar y ser rozado, disfrutar y ser disfrutado.

Hasta la próxima!

Comentarios

  1. Wonderful work! This is the kind of information that are
    supposed to be shared across the net. Shame on the search engines for no
    longer positioning this publish higher! Come on over and seek advice
    from my site . Thank you =)

  2. Hello very nice website!! Guy .. Excellent ..
    Wonderful .. I’ll bookmark your web site and take the feeds additionally?

    I am happy to seek out so many useful info here within the put up,
    we need develop extra techniques on this regard, thanks for
    sharing. . . . . .

  3. I was just seeking this info for a while. After
    six hours of continuous Googleing, at last I got it in your site.
    I wonder what is the lack of Google strategy that don’t rank this type of informative websites in top of the
    list. Usually the top web sites are full of garbage.

  4. I was just looking for this information for some time.
    After six hours of continuous Googleing, at last
    I got it in your web site. I wonder what is the lack of Google strategy that don’t rank this kind of
    informative web sites in top of the list. Generally the top
    websites are full of garbage.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *